El RFC, también conocido como Registro Federal de Contribuyentes, es una clave que poseen todas las personas físicas en México. Dicha clave permite a los ciudadanos realizar actividades comerciales de manera lícita y autorizada por el gobierno.

Por otra parte, los comerciantes registrados en la agencia tributaria de México se ven obligados a pagar los impuestos proporcionales a las ganancias o ingresos considerados a causa de las ventas o servicios ofrecidos. Por supuesto para sacar RFC hay una serie de normativas o pasos previos, así como una lista de requerimientos establecidos por las agencias tributarias del país.

El RFC se ofrece para personas Físicas y Morales, las cuales se diferencian por sus derechos y obligaciones ante el Servicio de Administración Tributaria:

  • Persona Física: es toda persona capaz de contraer obligaciones y ejercer sus derechos.
  • Persona Moral: es una agrupación de personas: una empresa, organización o agrupación, que se unen por un fin común y que a su vez adquieren obligaciones y pueden ejercer derechos como entidad.

En el caso de las personas físicas existen diversos regímenes para determinar su contribución a la administración tributaria, por el contrario las personas morales pueden ser definidas inclusive sin ánimos de lucro por lo que conllevan mayores variantes.